Un poco de igualdad, mucho color y muchísima alegría

Un poco de igualdad, mucho color y muchísima alegría
Un poco de igualdad, mucho color y muchísima alegría

Un poco de igualdad, mucho color y muchísima alegría

Un año más la compañía Jaizkibel ha llenado de color y alegría el alarde de Hondarribia. Es un pequeño paso hacia la igualdad, pues todavía son muchos temas en los que la sociedad tiene una deuda pendiente para con las mujeres: salarios iguales, desaparición de la violencia de género… Esos son los grandes temas, pero todo ello no quita que se apoye también la igualdad en otros ámbitos, y el desfile de la compañía de Jaizkibel es uno de ellos.

Este año la discriminación hacia la única compañía en la que la igualdad de roles de hombres y mujeres esta presente ha comenzado con el cartel de fiestas, en el que aparecen sólo 20 compañías en lugar de 21, pues el ayuntamiento de Hondarribia respondió con esa cantidad a la pregunta que realizó el autor del cartel de fiestas sobre el número de compañías que formaban el alarde.
Esta ha sido otra más.

Incluso para hacer los ensayos también han tenido que superar las trabas habituales de todos los años, pues hay que esperar a los permisos del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. La relación que han tenido hasta ahora con el Ayuntamiento de Hondarribia ha sido bastante negativa porque se les daba permiso para ensayar en horarios y lugares anodinos, para impedir su visibilidad.

El resto de compañías tienen un lugar privilegiado en la Salve, pero la compañía Jaizkibel nunca ha sido invitada al acto, y los guiños a favor de la compañía Jaizkibel por parte de los comerciantes en sus escaparates sigue siendo inexistente.

La Ertzaintza ha velado con celo exagerado y rozando la violencia para que los periodistas, cámaras no se acerquen demasiado a las compañías; pero al paso de la compañía Jaizkibel la despreocupación era total.

A pesar de todas las zancadillas, presiones y el miedo, se abre una brecha de esperanza con la entusiasta respuesta por parte de la juventud hacia una sociedad más igualitaria.

Todo esto recuerda la célebre cita de Kierkegaard: “La vida sólo se comprende mirando hacia atrás, pero sólo puede ser vivida mirando hacia delante” y lo que está claro es que el futuro se escribe con tinta de igualdad.

En la foto, representantes de Podemos/Ahal Dugu apoyando a la compañía Jaizkibel.

De izquierda a derecha: Eukene Arana, parlamentaria (Parlamento Vasco), Oihana Etxebarrieta capitana de Jaizkibel, Juantxo Iturria juntero por Gipuzkoa, Imanol Gude y María Valiente junteros por Oarsoaldea, Josetxo Arrieta senador y David Soto concejal del Ayuntamiento de Irun.

 

Comparte: